Bandera de Cuba
Circulo Logo spanish  

El espolón de proa hasta el siglo XX

Por Alberto Gutiérrez Barbero

 

Galera Romana
Comienzo por exponer que este comentario ha sido inspirado por la breve historia del "Baire" escrita por el Sr. Alfredo Figuredo y la espléndida foto del cañonero que acompaña las interesantes líneas.

Sabemos que el espolón de proa en un buque de guerra era la extensión reforzada de la proa - mayormente por debajo de la línea de flotación - con la función de embestir el casco de una nave oponente y ocasionarle una vía de agua para provocar su hundimiento.

En principio algo semejante al ariete, la máquina militar que se usaba para derribar puertas y murallas. Muchos afirman que el espolón de proa es un invento fenicio mayormente utilizado por griegos y romanos durante la antigüedad. La destrucción de la flota persa por los trirremes griegos en Salamina es un ejemplo clásico. Sin embargo en "Warships of the World", por Gino Galluppini, aparece un grabado de la nave de guerra del Faraón Ramsés III mostrando un espolón de proa .Y de acuerdo a la "Enciclopedia Británica" es posible que comenzara a ser usado por los egipcios 1200 años antes de Cristo.

Con el avance de la artillería naval desde el siglo XV el espolón de proa perdió su utilidad. Entonces fue que comenzó la era de buques de guerra de madera desprovistos de esa arma defensiva .Entre ellos algunos que llegaron a ser tan famosos como el inglés "Victory" y el nunca igualado "'súper" navío de línea "Santísima Trinidad ", de bandera española aunque construido en el Arsenal de La Habana. También otros como el "Constitution" norteamericano que me consta aún hoy se mantiene como un impecable museo flotante en el antiguo Charlestown Navy Yard de Boston, Massachusetts.

Al ser la ruta obligada hacia el Canal de Kiel y el puerto de Hamburgo , hace cinco décadas la ensenada alemana de Helgoland comenzó a ser muy navegada por buques mercantes cubanos. Fue por allá que entre otras muchas cosas oí hablar de la batalla naval del mismo nombre que tuvo lugar en 1864, durante uno de las tantos conflictos en la región ocasionadas por las rivalidades territoriales entre Prusia y Dinamarca.

También supe que en aquel encuentro bélico se distinguió el Almirante Austríaco Wilhelm Tegetthoff al mando de la flotilla Austro-Prusiana. A pesar de que Tegetthoff es considerado el propulsor de la marina de guerra del Imperio Austro Húngaro junto al Archiduque Maximiliano de Habsburgo -el que llegó a ser efímero emperador de Méjico- su mayor influencia fue sobre las armadas del mundo a consecuencia de la batalla de naval de Lissa en 1866. Un combate en el Mar Adriático entre austríacos e italianos, parte de las guerras de independencia de Italia, y cuando ante la inhabilidad de la artillería naval para penetrar el blindaje una vez los buques de guerra tenían espolón de proa y su uso era factible. En Lissa ambas flotas estaban formadas por buques de guerra blindados y de madera. Los italianos no estaban preparados para el combate, pero tenían la superioridad tanto en número de unidades como en cañones. Ante las desfavorables circunstancias que enfrentaba, Tegetthoff ordenó a sus buques usar el espolón de proa contra los buques italianos, y apoyado por el fuego de artillería predicó con el ejemplo al enfilar a toda máquina al "Erzherzog Ferdinand Marx" hacia la línea enemiga. El buque insignia austríaco logró embestir al oponente "Palestro" que finalmente explotó a causa de un incendio interno. También causó el hundimiento de ""Re d' Italia". La desesperada táctica sirvió para que los otros buques austríacos -y especialmente los de madera aunque dañados - ofrecieran una efectiva resistencia y el resultado fue una resonante derrota de la flota italiana.

El éxito de Tegetthoff en Lissa, en parte combinado con acciones similares por algunos buques confederados durante la Guerra Civil Norteamericana, convenció a muchos estrategistas navales de que aún era posible usar el espolón de proa y fue la razón porqué hasta los grandes acorazados que participaron en la Primera Guerra Mundial, ya en pleno siglo XX, todavía tenían esa característica arma ofensiva. También se tuvo en cuenta al construir los cruceros "Cuba" y "Patria", así como el cañonero "Baire" y otras unidades cubanas. Poco después la artillería naval determinó el final del espolón de proa de una vez por todas, pero no obstante durante la Segunda Guerra Mundial hubo algunos casos de destructores norteamericanos que embistieron a submarinos alemanes tal como lo muestran algunas de las película de ficción producidas en Hollywood.

Cordialmente, Alberto Gutiérrez Barbero

Referencias:
1) Ships of World por Gino Gallupini
2)Military History-Editorial/ Febrero 1997
3)Enciclopedia Británica -Tomo 20- SARS to SORC (Ships)

inicio de página