Bandera de Cuba
Circulo Logo spanish  

Notas de Meteorología


Tormentas Tropiclaes, Subtropicales o Extratropicales

A menudo es difícil saber de mirar los datos de modelo de pronóstico si una baja que se espera que se desarrolle cerca de la costa de EE.UU. será tropicales, subtropicales o extratropical. La diferencia es importante, ya que los sistemas tropicales tienen el potencial de crecer rápidamente hasta convertirse en huracanes, mientras que las tormentas extratropicales o subtropicales no. Por lo tanto, he aquí una lección rápida sobre la meteorología en la progresión normal ve de ciclón extratropical, a los ciclones tropicales, de los ciclones tropicales.

1) Se forma un ciclón extratropical. Los ciclones extratropicales tienen aire frío en el fondo, y obtienen su energía de la liberación de energía potencial cuando las masas de aire frío y caliente interactuan. Estas tormentas siempre tienen uno o más frentes conectados a ellos, y puede ocurrir sobre la tierra o el océano. Un ciclón extratropical puede tener vientos tan débiles como una depresión tropical, o tan fuerte como un huracán. Ejemplos de los ciclones extratropicales incluyen tormentas de nieve, Nor'easters, y los sistemas ordinarios de baja presión que dan los continentes en las latitudes medias la mayor parte de su precipitación.

2) Si las aguas bajo el ciclón extratropical tienen al menos 21C (70F), la actividad de tormentas eléctricas gradualmente se generan dentro de la tormenta y tienden a humedecer y calentar los niveles más bajos. Con el tiempo, el núcleo de la tormenta puede ir pasando poco a poco de frío a caliente, y la tormenta comienza a recibir parte de su energía de "calor latente", que es la energía liberada cuando el vapor de agua que se evapora en las cálidas aguas del océano se condensa en líquido del agua. El calor latente es lo que le da energía a los ciclones tropicales. En este punto, la tormenta se llama subtropicales. Si los vientos son ya más de 39 millas por hora (como ocurrió en el caso de 2007 La tormenta subtropical Andrea), se llama una tormenta subtropical. Si los vientos son menos de 39 kilómetros por hora, entonces se llama una depresión subtropical. Por lo tanto, no es necesario comenzar con una depresión subtropical con el fin de obtener una tormenta subtropical.

Una tormenta subtropical tiene típicamente un gran centro, sin nubes de la circulación, con tormentas eléctricas muy fuertes en una banda de retirar al menos 100 kilómetros del centro. La diferencia entre una tormenta subtropical y una tormenta tropical no es tan importante en la medida de las tormentas como los vientos que pueden generar, pero las tropicales generar más lluvia. No hay tal cosa como un ciclón subtropical. Si una tormenta subtropical se intensifica lo suficiente para tener vientos con fuerza de huracán, de lo que debe tener plenamente tropical. La definición de una tormenta subtropical, según el Centro Nacional de Huracanes: Un sistema de baja presión no frontal que tiene características tanto de los ciclones tropicales y extratropicales.

El tipo más común es una depresión fría de nivel superior con la circulación que se extiende a la capa de la superficie y vientos sostenidos máximos generalmente ocurren en un radio de 100 millas o más desde el centro. En comparación a los ciclones tropicales, estos sistemas tienen una zona relativamente amplia de vientos máximos que se encuentra más lejos del centro, y por lo general tienen un campo de viento menos simétrico y la distribución de la convección.

La progresión normal para obtener una tormenta tropical 1) Se forma un disturbio tropical sobre las aguas de por lo menos 26.5C (80F). Una perturbación tropical se define como un área de tormentas eléctricas organizadas desde 100 hasta 300 de diámetro, que mantiene su identidad durante 24 horas o más. El trastorno puede formar ya sea desde un sistema de tormenta que se ha movido de la costa de África (de una onda tropical), o de los restos de un frente frío que ha empujado a la costa de América del Norte.
2) La perturbación tropical adquiere un giro, y los vientos de al menos 30 millas por hora. Ahora se llama una depresión tropical.
3) Los vientos en el aumento de la depresión a por lo menos 39 millas por hora. Ahora se llama una tormenta tropical.

La historia de las tormentas tropicales en el Atlántico
El CNH empezó a nombrar las tormentas tropicales en 2002. Entre 1968 y 2001, las tormentas tropicales se ha recibido simplemente números ("One", "Dos", etc.) Antes de 1968, las tormentas subtropicales no fueron clasificados como tales, sino que fueron llamados a veces "la tormenta sin nombre". Un importante estudio realizado por Herbert y Poteat (1975) dio lugar a un aumento sustancial en la identificación y denominación de las tormentas subtropicales a finales de 1970 y principios de 1980. Sin embargo, cuando Bob hojas se convirtió en director del Centro Nacional de Huracanes de entre 1987 y 1995, declaró que las tormentas subtropicales no deben ser reconocidos, y las tormentas subtropicales muy pocos se clasificaron durante este período. Antes de 1968, hay muchos sistemas que se subtropical en el Atlántico que deberían haber sido incluidos en la base de datos oficial HURDAT. He visto estimaciones que las tormentas se perdieron 50-10 en la década de 1950, y las tormentas de diez entre 1969 y 1999. Un esfuerzo de re-análisis está en marcha para incluir estas "perdidas" las tormentas en la base de datos. Sin embargo, pasarán varios años antes de que finalice el proceso.

El funcionario "HURDAT" base de datos, que se remonta a 1851, cuenta con 23 tormentas que podrían ser caracterizados como "completamente" subtropicales: 18 tormentas llamado "SUBTROP", y cinco tormentas con nombre (el más reciente, la tormenta subtropical Andrea, 2007).

Hubo 51 tormentas que podrían ser caracterizados como subtropicales durante un cierto período de su vida útil: 7 de las 22 tormentas que no se citan, además de 44 otras tormentas con nombre. De las 51 tormentas subtropicales-en algún momento, la mayor parte comenzó como la transición a subtropicales y tropicales (5 de las tormentas no tiene nombre, y 33 de las tormentas con nombre). El número real que se subtropicales en alguna parte de su vida es mucho mayor. He visto una estimación que el 12% de todas las tormentas del Atlántico llamada se subtropicales en alguna parte de su existencia.

Uno que empezó como extratropicales y la transición a subtropical (Nicole 2004).

Siete comenzó como extratropicales y la transición a subtropical, y luego tropicales: Las tormentas no tiene nombre (17 de 1969, y 08 de 1991), y cinco tormentas con nombre (Karen 2001, Olga 2001, Ana de 2003, Otto de 2004, Delta 2005).

Cinco tormentas con nombre comenzó como tropicales y la transición a subtropical (y Georges de 1980, luego pasó de nuevo a tropical).

Todo estudio científico de la atmósfera presupone disponer, ante todo, de datos meteorológicos precisos. Nuestros sentidos y principalmente la vista y el tacto nos permiten estimar un gran número de observaciones. Por ejemplo, podemos observar la cantidad de nubes presente en el cielo o determinar la dirección del viento por el movimiento de las hojas o una columna de humo. Estas observaciones se denominan observaciones sensoriales. Sin embargo, nuestros sentidos no bastan y tenemos que recurrir a los instrumentos. Por ejemplo, aunque una persona puede determinar si la presión atmosférica está subiendo o bajando, no puede saber el valor exacto de la misma, para lo cual es necesario consultar a un instrumento. En este caso, las observaciones se llaman observaciones instrumentales.

Los elementos que se miden con ayuda de los instrumentos son los siguientes:
a) Duración de la insolación o brillo solar.
b) Temperatura del aire, del agua y del suelo.
c) Presión atmosférica.
d) Humedad.
e) Velocidad y dirección del viento.
f) Altura de la base de las nubes.
g) Cantidad de lluvia.
h) Cantidad de evaporación.
i) Radiación solar. La medida de ciertos elementos meteorológicos depende de la instalación de los instrumentos. La elección del emplazamiento de los instrumentos deberá ser tal que sea representativo de las condiciones del medio que le rodea, por lo tanto será necesario evitar toda influencia inmediata de árboles o edificios, lejos de fuertes pendientes ni sobre las cimas. Los instrumentos meteorológicos para fines científicos deben cumplir los siguientes requisitos: regularidad en el funcionamiento, precisión, sencillez en el diseño, comodidad de manejo y solidez de construcción.

De acuerdo con el modo de realizar la lectura, los instrumentos meteorológicos se pueden dividir en dos categorías fundamentales: instrumentos de lectura directa y aparatos registradores. Los primeros son más precisos, pero cada medida necesita una lectura. Los segundos se refieren a instrumentos en los cuales el movimiento de las partes móviles se amplía por palancas, que actúan sobre una plumilla que inscribe sobre una banda de papel arrollado alrededor de un tambor movido por un mecanismo de relojería. Estas bandas están graduadas para poder determinar la hora exacta de cada punto de la curva registrada. A continuación se presenta una lista y descripción de los instrumentos meteorológicos más comunes:

Anemógrafo - Registra continuamente la dirección (grados) de la velocidad instantánea del viento (m/s), la distancia total (en km) recorrida por el viento en relación con el instrumento y las ráfagas (en m/s).
Anemómetro
- Mide la velocidad del viento (m/s) y, en algunos tipos, también la dirección (en grados).
Barógrafo
- Registra continuamente la presión atmosférica en milímetros de mercurio (mm Hg) o en milibares (mb). En el Sistema Internacional de Unidades, la unidad de presión es el hectopascal (hPa). 1 hPa = 1 mb.
Barómetro de mercurio
- Instrumento para medir la presión atmosférica, la cual se equilibra con el peso de una columna de mercurio. Las unidades son el milímetro de mercurio (mm Hg), el milibar (mb) o el hectopascal (hPa).

Caseta o abrigo meteorológico - Pequeña casilla de paredes de madera, puerta y fondo de doble persiana que favorece la ventilación interior e impide que la radiación solar afecte a los instrumentos colocados en su interior. Deben de estar pintados de blanco.
Evaporímetro - Aparato para medir la cantidad de agua que se evapora en la atmósfera durante un intervalo de tiempo dado. Se denomina también como atmómetro y es el término general para denominar cualquier aparato que sirva para medir la evaporación. Las unidades son el mililitro (ml) o el milímetro de agua evaporada.
Heliofanógrafo o heliógrafo - Instrumento que registra la duración de la insolación o brillo solar, en horas y décimos.
Hidrógrafo - Aparato que registra la humedad relativa del aire (%). Hidrotermógrafo - Registra, simultáneamente, la temperatura (°C) y la humedad relativa del aire (%).
Microbarógrafo
- Igual que el barógrafo, pero registra variaciones de la presión mucho menores. Piranómetro - Mide la radiación solar global o difusa (cal.cm­².mm­).
Pirheliómetro/grafo - Instrumento para mediar y graficar la radiación solar directa.(cal.cm­².mm­).
Pluviógrafo - Registra la cantidad de lluvia caída, en milímetros (mm).
Pluviómetro - Mide la cantidad de lluvia caída, en milímetros (mm).
Psicrómetro - Mide la humedad relativa (%) de un modo indirecto.
Satélite Meteorológico - Es un satélite diseñado exclusivamente para recepción y transmisión de información meteorológica. Los datos que proporciona son en su mayoría en tiempo real, especialmente imágenes. Existen dos clases de ellos, los geoestacionarios y los polar-sincrónicos. Satélite Meteorológico Geoestacionario - se caracterizan por permanecer sobre un punto fijo con respecto a la superficie terrestre y una distancia aproximada de 36000 Km de altura. Las imágenes que proporcionan estos satélites tienen una frecuencia de 30 minutos y su resolución espacial va de 8 a 1 Km. De este tipo de satélites es el GOES 8, el cual cubre a toda Centroamérica. Ver Imagen de Satélite.

Satélite Meteorológico Polar-Sincrónico - Estos satélites tienen órbitas de giro alrededor de la tierra con dirección casi paralela a los meridianos; es decir, recorren el planeta de polo a polo. Su órbita descendente es norte-sur en la mitad hemisférica iluminada por el sol; por el contrario, ascienden de sur a norte en la zona obscura. El tiempo aproximado en completar una vuelta es de 12 horas, por lo que completan dos ciclos en un día. Su altura aproximada es de 850 Km y su resolución espacial es mucho mas fina que los geoestacionarios.
Tanque evaporimétrico - Mide la evaporación en milímetros (mm) de un recipiente o cubeta algo profunda y de bastante superficie en el cual se mide la evaporación por la disminución del nivel del agua. Termógrafo - Registra la temperatura del aire en grados Celsius (°C). Termómetros de Máxima y Mínima - Indican las temperaturas máxima y mínima del aire (°C) ocurridas durante el día. Presión atmosférica.
Importancia del tiempo meteorológico en la seguridad de la navegación: el tiempo atmosférico o meteorológico afecta directamente al estado del viento y la mar, factores que actúan sobre la embarcación con el consiguiente riesgo de su seguridad y la de la tripulación si no se toman las medidas oportunas. Por ello, es necesario antes de salir a navegar recabar información sobre el estado del tiempo.

Concepto de presión atmosférica: es el peso del aire sobre la superficie terrestre, como consecuencia de la atracción que ejerce la Tierra sobre la masa de aire que la rodea. La presión es una variable fundamental con que cuentan los meteorólogos para la predicción del tiempo. Medida de la presión atmosférica: la presión atmosférica se mide habitualmente en milímetros, pulgadas, milibares o atmósferas. Presión a nivel del mar: La presión normal a nivel del mar es de 760 mm = 1.013,2 milibares = 1 atmósfera.

Barómetros: es el instrumento para medir la presión atmosférica. Hay dos clases de barómetros: los de mercurio basados en el experimento de Torricelli, no utilizados en náutica, y los basados en dilataciones y contracciones de unos tubos o cápsulas vacías que se llaman barómetros aneroides. Medida de la presión atmosférica con el barómetro aneroide: este tipo de barómetro puede constar de tubo curvado de Bourdon (en desuso) o a base de cápsulas de vidrio. Este barómetro se divide en tres partes: el órgano sensible o cápsula (básicamente cajas metálicas cerradas de superficie ondulada a las que se ha practicado el vacío parcial), el mecanismo amplificador y la aguja y escala indicadora. La aguja o escala indicadora indica la presión en milímetros, pulgadas o milibares. La conversión entre estas medidas es: 1 mm = 1,33 milibares = 0,039 " 1 milibar = 0,75 mm = 0,029 " 1 " = 25,4 mm = 33,86 milibares Barógrafo: es un barómetro aneroide que registra con una plumilla las variaciones de presión sobre un cilindro que va girando accionado por un aparato de relojería. 9.2.

Líneas isobáricas. Borrascas y anticiclones. Líneas isobáricas: en los mapas de información meteorológica se trazan líneas con la misma presión atmosférica que se denominan isobaras. Estas se representan con una separación de 4 milibares. La presión media normal de estos mapas toma la presión normal a nivel del mar como base (760 mm ≈ 1.012 mb ), considerando altas y bajas presiones las que superan o no llegan a este valor. Borrascas: los centros de bajas presiones se denominan borrascas. Se indican en la carta con la letra B. Casi siempre son móviles. Suelen corresponder con nubosidad y precipitaciones. Anticiclones: los centros de altas presiones se denomina anticiclones. Se indican en la carta con la letra A. Pueden ser fijos o móviles. Los fijos favorecen la formación de nieblas por diferencia de temperatura con las capas adyacentes. Los móviles suelen estar entre dos borrascas yendo con ellas. Circulación general del viento y en el hemisferio norte en estas formaciones: En los anticiclones el viento circula en el sentido horario (sentido de las manecillas del reloj) y centrífugo (hacia fuera) en el hemisferio Norte. Gira en sentido contra horario en el hemisferio Sur. En las borrascas el viento circula en sentido contra horario (sentido contrario a las manecillas del reloj) y centrípeto (hacia dentro) en el hemisferio Norte. Gira en sentido horario en el hemisferio Sur. Ley de Buys Ballot: existe una forma sencilla y práctica de situar las bajas presiones. Poniéndose de cara al viento, el centro de baja presión estará entre los 90º y los 135º hacia la derecha en el hemisferio Norte (y hacia la izquierda en el hemisferio Sur). En ocasiones se expresa esta regla situando al observador de espaladas al viento. Trayectoria de las borrascas: en general en el hemisferio norte las borrasca se desplazan de W a E. En la península ibérica suele dirigirse en dirección ENE, si bien depende de la situación y fuerza de los anticiclones próximos que puedan afectar. 9.3.

Viento El viento: es el aire en movimiento. Este movimiento se produce porque el aire, al calentarse, se dilata y adquiere mayor volumen por lo que su densidad disminuye. A mayor densidad corresponde mayor presión y a menor densidad menor presión, luego el aire se desplaza de los núcleos de altas presiones a los de baja. Dirección del viento: se indica por el lugar de donde viene o sopla el viento. Viento real: en el caso haber viento, cuando el barco está parado notaremos el viento real. Viento aparente: al estar navegando el viento que notaremos será la resultante del viento real, si lo hay, y el viento originado por la velocidad del barco. Rolar: Variación de la dirección del viento sucesivamente. Contraste: cambio repentino del viento a la parte opuesta a la que estaba soplando y que generalmente adquiere entonces gran violencia. Caer: disminuye de intensidad del viento. Refrescar: el viento aumenta su fuerza. Racha: incremento breve e intenso de la velocidad del viento. Rachear: Cambiar la intensidad o fuerza del viento durante intervalos, por lo general cortos. Calmar: Disminuir la fuerza del viento o de la mar, sea total o parcialmente.

Recalmar: disminución repentina y momentánea de la fuerza del viento, para continuar posteriormente con la intensidad anterior. 9.4.- Brisas costeras Brisas costeras: son los vientos locales flojos que soplan en las costas. Se originan debido a las diferencias térmicas del agua del mar y la superficie de la tierra. Terral: se producen durante la noche, la tierra pierde el calor más rápidamente que el mar, con lo que habrá aire frío sobre la tierra y algo más cálido sobre el mar. Esto produce un pequeño gradiente de presión que producirá una brisa que va de la tierra al mar. Estos vientos, dependiendo de la orografía del terreno, se dejan sentir hasta 20' mar adentro. Virazón: se producen durante el día, la tierra gana el calor más rápidamente que el mar, con lo que habrá aire caliente sobre la tierra y algo más frío sobre el mar. Esto produce un pequeño gradiente de presión que producirá una brisa que va de mar a tierra. 9.5.- Medida del viento Escala Beaufort: escala para medir la fuerza del viento, creada inicialmente por el almirante Sir Francis Beaufort y usada internacionalmente.

Escala Beaufort - intensidad del viento.
Grado Denominación         Vel. nudos     Vel. Km/h             Aspecto
0         Calma                                                  2                     La mar está como un espejo.
1         Ventolina                     1-3                 2-6                   La mar empieza a rizarse.
2  Flojito (Brisa muy débil)     4-6               7-11                Olas pequeñas no  rompen.
3  Flojo (Brisa débil)                 7-10            12-19             Olas cuyas crestas empiezan a romper. 
4 Bonacible (Brisa moderada) 11-16         20-30            Olas un poco largas.
5 Fresquito (Brisa fresca)         17-21         31-39            Olas moderadas y alargadas.
6 Fresco (Brisa fuerte)         2    2-27          40-50            Comienza la formación de olas grandes. Las crestas de espuma blanca se ven por doquier. Aumentan los rociones y la navegación es peligrosa para embarcaciones menores.

7 Frescachón (Viento fuerte)     28-33       51-61             La espuma es arrastrada en dirección del viento. La mar es gruesa.

8 Temporal (Viento duro)         34-40         62-74              Olas altas con rompientes. La espuma es arrastrada en nubes blancas.

9 Temporal Fuerte (Muy duro) 41-47         75-87             Olas muy gruesas. La espuma es arrastrada en capas espesas. La mar empieza a rugir. Los rociones dificultan la visibilidad.

10 Temporal Duro (Temporal) 48-55         88-102          Olas muy gruesas con crestas empenachadas. La superficie de la mar parece blanca. Visibilidad reducida. La mar ruge.

11 Temporal Muy Duro (Borrasca)  56-63  103-117      Olas excepcionalmente grandes (los buques de mediano tonelaje se pierden de vista). Mar completamente blanca. Visibilidad muy reducida. La navegación se hace imposible.

12 Temporal Huracanado (Huracán) 64-71  118-123      El aire está lleno de espuma y de agua
 producto de las fuertes lluvias y rociones. La visibilidad es casi nula. Se imposibilita toda navegación.

inicio de página