Your browser does not support JavaScript! Bandera de Cuba
Circulo Logo spanish  

Colegio Nacional de Capitanes, Pilotos y Maquinistas Navales de Cuba por el
Capt. Augusto Juarrero


El Fundador

Introducción
Estimado Webmaster. He estado buscando en mis documentos sobre la historia de la Marina Mercante y de Guerra de Cuba a fin de hallar datos sobre el Colegio de Capitanes y Pilotos de la MM y otras asociaciones profesionales y gremiales anteriores al Castrismo, debiendo hacerlo por entregas, dado lo extenso del tema y amplio en instituciones a lo largo de nuestra agitada historia como Colonia y luego como Republica independiente:

Los Primeros Gremios:

Hasta el ano 1827 no se establecieron en Cuba Gremios ni Asociaciones Profesionales Marítimas entre los elementos que componían quienes se dedicaban o vivían de trabajos relacionados con el mar, excepto un Monte-Pío entre las tripulaciones que hacían el recorrido Regla-Muelle de Luz.

Los primeros gremios se organizaron en 1828 cuando la Comandancia de Marina, por ordenes de la Metrópoli, se hizo el propósito de organizar los gremios de Mercantes, Pescadores y Maestranzas, con cuyo objeto se realizó un primer censo de hombres de mar el 30 de Junio de 1829, resultando inscriptos:
160 pilotos
64 prácticos,
45 contramaestres
84 cabos de mar
50 patrones propietarios de sus embarcaciones
62 veteranos
1165 marineros con experiencia
363 marineros sin experiencia
116 grumetes
206 carpinteros de ribera y calafates en servicio y 86 fuera de posibilidades laborales.

A su vez, inventariadas las embarcaciones, resultaron inscriptas:
9 fragatas,
44 bergantines,
264 goletas,
97 balandros y
1280 embarcaciones menores.

Estos gremios quedaron establecidos en los puertos de matrícula de la Isla inmediatamente después del citado censo, dividiéndose en tres diferentes:
1.- Para Mercantes
2.- Para Pescadores
3.- Para la Maestranza

Creando un fondo que se mantendría con las contribuciones de sus miembros, según lo establecieran los mismos. Se establece un Santo Patrón y se fija una fecha como festividad religiosa para cada Gremio, en La Habana, (patrona, Nuestra Señora del Carmen), Matanzas, (Nuestra Sra. del Carmen), Batabanó (San Pedro), Trinidad, (San Pedro), Manzanillo (Inmaculada Concepción), Baracoa, (Nuestra S. de la Caridad), Nuevitas (Nuestra Señora de la Caridad), Remedios (Nuestra Señora del Buen Viaje), Sagua La Grande, (San Pedro).  No hago relación del progreso de estos gremios porque seria interminable y tedioso.

Confederación Marítima de la Isla de Cuba

En 1901, se organizó la Confederación Marítima de la Isla de Cuba, tendiente al desarrollo de una Marina Mercante Nacional, la cual quedó constituida en el puerto de Gibara en Octubre de 1901.

Ya en Abril de 1903, quedo constituida la Asociación de Profesionales Náuticos y Maquinistas (Liga Marítima de Cuba), citando a quienes se destacaron al frente de la misma, como Vinolas, Cue, Vaca, Jaume, Ortube y otros.

Estas asociaciones, que como veremos mas adelante, fueron promotoras de derechos, editoras de periódicos y revistas especializadas, adquirieron un papel de defensa de sus asociados similares a los de un sindicato.

Seguiré mañana con otro parcial de estas asociaciones hasta llegar al colegio de Capitanes y Pilotos y a la Asociación de Maquinistas y otros gremios que barrió la ola extremista formada en Enero de 1959.

Proceso de Integración de Gremios y Asociaciones

 Sigo con otra parte de la historia de los colegios y asociaciones en Cuba en la Republica que nos robaron. En resumen, amplio el proceso de integración de gremios y asociaciones, se produjo paulatinamente a medida que crecía el comercio marítimo de cabotaje, la introducción de las máquinas de vapor y las hélices en la propulsión de los barcos y el aumento del comercio exterior y de las flotas.
 

División Departamental por la Metrópolis

Hasta 1878, la Marina de la Metrópoli había dividido a Cuba en 2 departamentos, Occidental, desde San Antonio a Puerto Príncipe y Oriental desde Puerto Príncipe a Maisí y luego se dividió en 1858 en 5 provincias:
HABANA (desde Cabo San Antonio hasta P. Dº Cristóbal por el Sur y Rio de La Palma por el Norte.

TRINIDAD, Desde pta. D. Cristóbal por el Sur, hasta estero del Junco por el Norte, limitado por el Camino Real SAN
JUAN DE LOS REMEDIOS, desde el Río de La Palma hasta la pta. de Las Curianas por el N y limitado al Sur por el Camino Central Real

NUEVITAS, desde Pta. de Las Curianas hasta el rio Mayarí por el Norte y al Sur por el camino Central CUBA, comprende el resto del país.

En 1830 el Cdte. Gral. del Apostadero de La Habana, ordeno imprimir el conjunto de todas las actas y estatutos formulados para el gobierno de los Gremios de Mercantes (marinos de todo tipo) y pescadores que estuviesen establecidos como tales en la Isla de Cuba. Hasta entonces eran organizaciones de socorro mutuos sin presentar una organización similar a los gremios del siglo XX.

Período  Republicano,  1901-1933
Confederación Marítima de la Isla de Cuba.-

Se organizó en 1901, con el propósito de propender al desarrollo de una Marina Mercante Nacional. Ese año, en Santiago de Cuba en el Club Náutico se celebró una reunión de personas del mundo marítimo a solicitud del Gral. José Lacret Morlot. del Ejercito Libertador, con el fin de nombrar delegados para la formación de esta confederación, que se constituyo en el puerto de Gibara en Oct. de 1901, quedando al frente los generales: Lacret, Quesada, Cisneros y Loynaz.

Como un hecho significativo pero efímero, se publicó un periódico denominado "La Marina Cubana", órgano oficial de una llamada Asociación de Marinos Industriales nacida de la Confederación, con los mismos objetivos. Luego de un año de existencia, en 1902, el Gral. Bartolomé Masó se dirigió por escrito en el periódico al Gral. Lacret para expresar una declaración sobre sus criterios relacionados con la Marina Mercante en Cuba, quedando, como vimos en nuestro anterior artículo, constituida la Asociación de Profesionales Navales de Cuba en Abril de 1903, tiempos en que comenzaba ya a navegarse bajo banderas de conveniencia con marinos extranjeros como tripulantes y en 1905 se organiza paralelamente la Asociación de Maquinistas Navales. 

Siguiendo el curso de la Historia Naval en Cuba, en cuanto se refiere a las asociaciones, quedamos en que en 1903 quedó constituida la "Asociación de Profesionales Navales de Cuba", tambien conocida como Liga Marítima Cubana, integrándola tanto náuticos como maquinistas y mas tarde, en 1905, se organiza la "ASOCIACIÓN DE MAQUINISTAS NAVALES", logrando ya derechos inéditos para los integrantes por medio de una circular de Aduanas. En 1908 al frente de esta asociación de encantaban los maquinistas Petit, Cintas, Fermín Rodríguez, etc., produciéndose una fuerte protesta por los procedimientos de exámenes de esa especialidad en la secretaria de Hacienda.

Ya desde los primeros años, la Asociación reclamaba que en los barcos abanderados en Cuba se utilizaran marinos no cubanos, quedando en 1916 al frente los maquinistas Sres. Hermida, Fermín Rodríguez, Iglesias, Costales y otros.

En 1919 se da otro paso adelante y en defensa de los interés de la oficialidad de cubierta, se crea la ASOCIACIÓN DE CAPITANES Y PILOTOS DE LA MARINA MERCANTE, con oficinas en O'Reilly esq. Cuba, quedando al frente los capitanes Arregui, Lois, Rimbau, Rivero, Alonso y otros y en 1924 a Gómez, Alonso, Vazquez, Bascuas, etc. y la de Maquinistas Navales a Fermín Rodríguez, Ferre, iglesias, etc., manteniendo ambas entidades una unión fraternal de sus asociados en defensa de sus mutuos interés.

En 1925 ocurren varios hechos importantes en el sector: Se crea, en la Asociación de Maquinistas, el comité organizador del Retiro Marítimo, de donde nació la ley de Retiro Marítimo, primera ley de ese tipo en el espectro laboral de Cuba y se refunda en Regla en el mes de Noviembre, la Asociación de Maquinistas Navales con muchos de sus antiguos directivos y otros de nueva incorporación, como Fresquet, Diez, Fraga y Escobar.

En 1929 queda constituida una nueva directiva de la Asociación de Capitanes y Pilotos con Palmer, Gamba, González Mora, con poco tiempo de existencia. Seguimos mas adelante.

Cambios a raíz del 4 de Septiembre de 1933 y período durante la II Guerra Mundial

La historia de como se constituyeron los gremios, colegios y asociaciones relacionados con la Marina Mercante en la Republica, es la historia de los hombres de mar y su esfuerzo por mejorar sus condiciones de vida, unirse corporativamente y buscar la creación y el desarrollo de una flota comercial y hacer de Cuba acorde con su condición de isla, sus centenares de kilómetros de costa y su enorme potencial portuario, un enclave marítimo de primera importancia.

Ya hemos visto el papel de avanzada de la Asociación de Maquinistas Navales en este aspecto. En 1929, convocada por esta asociación, se comienza con el resto de las asociaciones del sector, un estudio sobre los problemas de la Marina Mercante en general y se celebra una reunión de sus representantes para tratar el fomento de una Marina Mercante Nacional. En 1930 se realizó un intento de crear de forma independiente una unión de Maquinistas Navales nativos, organizada por los maquinistas Rodríguez Pagés, García Pujol, León Prieto, Lago, Rivero, etc., con escaso exito y poca duración. Ese mismo año, se realizó un Congreso Obrero Marítimo, al que se invitó a la Asociación de Capitanes y Pilotos, asistiéndose al mismo. El siguiente paso fue dado en 1931, cuando en el local situado en la calle San Ignacio nº 9, se citó a todas las asociaciones del sector marítimo, para discutir un proyecto de Asociación Naval de Cuba, sin que pudiera llevarse adelante dicho proyecto.

En 1933 se crea conjuntamente en los puertos de La Habana y Cienfuegos, el Sindicato de Marineros, Fogoneros y Similares a raíz de la huelga convocada contra la Empresa Naviera de Cuba y surgen a lo largo de ese convulso año, la Asociación de Patrones Titulares, la Asociación de Motoristas Navales y el Gremio de Carpinteros de Ribera y Calafates. Ocurre a continuación un hecho significativo en la historia de las asociaciones de Capitanes y Pilotos y de Maquinistas Navales, al aumentar en 1934 su numero de miembros con la incorporación de los oficiales de ambas especialidades que habían causado baja a raíz del 4 de Septiembre de 1933. En este periodo de tiempo, la Asociación de Capitanes y Pilotos, tuvo 4 presidentes, los Sres. Fernández Araoz, L. Cue, P. Cancela y A. Plazaola y 3 secretarios, J. Alonso Riverón, J. Sorolla y L. Bascuas.

En 1939 la asociación de capitanes y pilotos con Cámara, Alonso y Cancela pidió al gobierno la suspensión del decreto 2911 que autorizaba a la Compañía Naviera de Cuba a utilizar durante 5 años buques de bandera extranjera sin personal cubano y en 1942, denunció la venta de goletas cubanas de carga en otros países.

Las asociaciones habían buscado el mejoramiento técnico y cultural de sus asociados creando sus respectivas bibliotecas y mantenerse al día recibiendo los últimos libros, publicaciones y cartas náuticas editadas, atender al envío de peritos y miembros de tribunales de exámenes y de arbitrajes sobre abordajes, naufragios etc., con las personas adecuadas cuando se le solicitara.

En ese año y en el ambiente propiciado por la contienda mundial, se establece la Comisión Marítima, a la cual tanto la Asociación de Capitanes y Pilotos como la de Maquinistas Navales, le prestan una estrecha colaboración.

En el aspecto social, la Asociación de Capitanes y Pilotos crean en ese mismo año 1942, el Fondo de Beneficencia, resolviendo con esto problemas que planteaban los asociados y en 1943, ambas asociaciones construyeron sus respectivos panteones.
Pero existe una guerra de proporciones planetarias de la que Cuba no es ajena, aunque esa guerra como tal no sea el objeto de este trabajo.

Al comenzar en Febrero de 1942 la Guerra Submarina por la Kriegsmarine y los U-Boat de Doenitz en el Mar Caribe y el Golfo de México y los ataques a la navegación, los fletes y las primas de las compañías de seguro subieron enormemente.  En consecuencia ambas Asociaciones junto a los Sindicatos de Marineros, Fogoneros y Similares, realizaron una fuerte gestión para que los salarios de las tripulaciones se elevaran consecuentemente y se firmaron contratos colectivos de trabajo con todas las empresas navieras, conseguidos los objetivos buscados.

Período de la Post Guerra

Como todas estas uniones, las nuestras estuvieron determinadas por los hechos y las circunstancias históricas que se fueron escalonando en el sector naval, ya sea en las cargas y su especialización, en el desarrollo de los puertos, la Guerra Mundial, el comercio con los diferentes países, la construcción naval, etc., y de los hombres que, ora salidos de las escuelas navales, o pertenecientes a oficios relacionados, fueron sucediéndose al frente de las instituciones gremiales y asociaciones. Si durante la Guerra, la subida de fletes y el peligro en la navegación determinaron una serie de medidas de mejoras laborales y salariales, la terminación de la contienda mundial hizo que en 1945, las asociaciones y el sindicato de marineros, fogoneros y similares, tuviera que enfrentar el problema de la caída lógica de los fletes y por tanto a la adaptación a los nuevos salarios como consecuencia.

En 1945, se redacta un anteproyecto de Ley de Fomento y Defensa de la Marina Mercante Nacional. La base de este anteproyecto fue un memorándum presentado al presidente Ramón Grau San Martin el año anterior, 1944, solicitando su atención en la creación y desarrollo de la Marina Mercante Cubana. En este contexto y con respecto a las ayudas, tomo la iniciativa, la Federación Obrero Marítima Nacional, convocando a una reunión de los sindicatos de marinos y portuarios de todos los puertos, acordándose extender la invitación a los oficiales náuticos y de maquinas y que el Capt. J. Rivera, en su condición de Jefe de la Comisión Marítima de Cuba. A esta reuníón se invitó a los navieros y armadores. El tema central fue la creación de un subsidio determinado por lo que se llamo el "diferencial del costo de operación", que estaría supeditado al margen razonable de utilidades. Este subsidio seria limitado y la fuente de los fondos serian los pagos por derecho de tonelaje. Se proponía la creación de la Junta Técnica Superior de la Marina Mercante con delegaciones donde estarían integradas las asociaciones profesionales de Náuticos y Maquinistas. En la exposición final dirigida al Presidente de la Republica, se pedía por la Comisión, "asegurar que los buques cubanos continuaran su equiparación de salarios y condiciones laborales similares a los barcos norteamericanos.

PASO IMPORTANTE. El 21 de Noviembre de 1946, se dictó una ley estableciendo la colegiación obligatoria para el ejercicio de las profesiones que requirieran título o certificado de aptitud reconocidos oficialmente, no expedidos por la Universidad de La Habana. Con ese motivo, las asociaciones de Capitanes y Pilotos, de Maquinistas Navales y de Radiotelegrafistas de la Marina Mercante, se constituyeron en colegios, tanto municipales como nacionales y a renglón seguido, en 1947, se publicaron sus estatutos en la Gaceta Oficial. El 17 de Febrero del mismo año, publicó sus estatutos el recién constituido colegio de Prácticos del Puerto de Cuba. Hago un paréntesis para seguir con este tema.

PS del Webmaster. Tengo entendido que en la Universidad de Miami se encuentran archivadas todas las Gacetas Oficiales de Cuba, tal vez algunos de nuestros visitantes pudiera conseguir una copia de los Estatutos del Colegio.

Creo que por hoy está bien y sigo sacando datos y condensando la información para su publicación.

Saludos a todos

Hasta la próxima entrega   Capt. Augusto A. Juarrero 

Panteón del Colegio Nacional de Capitanes y Pilotos
Cementerio de Colón Habana Cuba


Panteo del CNCPMMC


Tarja de la Asociación de Maquinistas Navales de Cuba Tarja Panteon Maquinistas Navales de Cuba


Panteón de la Asociación de Maquinistas Navales de Cuba

Panteon Maquinistas Navales Cuba

Fotos de los Panteones  enviadas por un Marino en Tierras Extraña

inicio de página