Your browser does not support JavaScript! Bandera de Cuba
Circulo Logo spanish  

Convenio de Rooterdam Debate

Temas de debate: ¿Conviene a nuestros países adherir a las “Reglas de Rotterdam”?

(FNM) A fines de 2008, durante su 63ª Asamblea General, la Organización de las Naciones Unidas adoptó el “Convenio de las Naciones Unidas sobre el Contrato de Transporte Internacional de Mercancías Total o Parcialmente Marítimo”, conocido también como “Reglas de Rótterdam”.

El Convenio fue abierto para su firma hacia fines de septiembre de 2009 y se encuentra en el largo – y todavía incierto – proceso de ratificación. El análisis sobre la conveniencia de su ratificación está mostrando ser una materia polémica en todo el mundo, con fuertes repercusiones en el ámbito de los países del cono sur de América.

El propósito de la elaboración de estas nuevas reglas, fue el de desarrollar y modernizar antiguos convenios que regían el transporte internacional de mercancías por mar, en particular, el Convenio internacional para la unificación de ciertas reglas en materia de conocimientos de embarque (Bruselas, 25 de agosto de 1924) ("las Reglas de La Haya"), y sus Protocolos ("las Reglas de La Haya-Visby"), y el Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Marítimo de Mercancías (Hamburgo, 31 de marzo de 1978) ("las Reglas de Hamburgo").

Sin embargo, las opiniones de los expertos sobre el grado de éxito alcanzado en tal propósito, a través del texto de las “Reglas de Rótterdam”, están significativamente divididas. Para algunos, como la Comisión de las Naciones Unidas para el derecho mercantil internacional (CNUDMI) , el Convenio “ofrece un marco jurídico en el que se tienen en cuenta muchas novedades tecnológicas y comerciales que se han producido en los transportes marítimos desde que se adoptaron esos antiguos convenios, concretamente el aumento del transporte en contenedores, el deseo de englobar en un único contrato el transporte de puerta a puerta y la aparición de los documentos electrónicos de transporte.

El Convenio brinda a los cargadores y porteadores un régimen universal vinculante y equilibrado que regula el funcionamiento de los contratos marítimos de transporte que puedan comprender otros modos de transporte”. Para un destacado grupo de juristas de la región en cambio, la Convención “es altamente inconveniente para los importadores y exportadores de los países latinoamericanos, en su casi totalidad usuarios del transporte marítimo internacional”. Y así lo hicieron saber públicamente, a través de un documento denominado “Declaración de Montevideo”, suscripto en la mencionada ciudad el 22 de octubre último. El tema ha sido también motivo de intenso debate, durante el Coloquio del Comité Marítimo Internacional celebrado en Buenos Aires hace poco más de un mes. Es muy claro, que la discusión sobre las bondades de las “Reglas de Rotterdam”, incluyen como especial capítulo, a la polémica cuestión de “la limitación de responsabilidad del transportista”.

Con el propósito de contribuir al debate y esclarecimiento público de una materia compleja en contenido, y al mismo tiempo trascendente en términos jurídicos y económicos, NUESTROMAR presenta hoy dos muy calificadas – y opuestas – opiniones sobre las “Reglas de Rotterdam”, y abre su espacio para la recepción y publicación de comentarios que los lectores deseen aportar sobre el tema. Los dos documentos escogidos como aportes iniciales para el debate, se publican más abajo, en la Sección Transporte Marítimo y Fluvial.

El primero, es la “Declaración de Montevideo” , suscripta por un numerosos y destacado grupo de maritimistas y juristas de la región. En segundo lugar, y bajo el título: ¿Cómo alcanzar un buen sistema legal para el transporte multimodal? , se presenta la visión contrastante con la anterior, e igualmente calificada, del especialista Antonio Zuidwijk.

Quedamos atentos pues, a la recepción de comentarios y aportes, que confiamos enriquecerán un debate útil y necesario.

inicio de página